Definitivamente, el día de Gaturro había sido patético: Vinagreti le había puesto varios ceros, Ágatha se la pasó diciendo que no, tuvo que cenar esa aburrida comida para gatos y no pudo despegar a Lucas de la compu para jugar ni un rato. ¡¡Un día horrible!! Sin embargo, algo maravilloso ocurrió y Gaturro pudo vivir una realidad diferente. ¿Te imaginás un mundo donde puedas disfrutar de todas las cosas que deseás y que cada momento suceda tal como lo esperás? Acompañá a Gaturro en esta aventura donde los sueños pueden convertirse en pesadillas...

Gaturro 17. Gaturro vs Orrutag

SKU: PR 282
$U450,00Precio