Gabriel, de ocho años, inventó este cuento para ayudar a otros niños a superar sus frustraciones y enfados cuando algo no sale del todo bien.

 

Con este objetivo, y con la ayuda de su hermano Adrián, de cinco años, creó la mayoría de las ilustraciones que aparecen en el libro.

 

Cuando terminaron de dibujarlas, sus padres, Marcos y Natalia, llenos de orgullo y emoción, los ayudaron a definir el guion y a publicarlo.

 

 

Al final de este libro encontrarás material inédito y actividades con las que poder trabajar las frustraciones con los pequeños.

MAMA HAY UN MONSTRUO EN MI CABEZA

SKU: PR 157
$U550,00Precio